Diosa Mut

Los antiguos egipcios adoraban a la deidad Mut como una diosa madre. La traducción literal de su nombre es madre, según la antigua lengua egipcia. Como otras diosas, los atributos asociados con Mut evolucionaron y se diversificaron a lo largo de los mil años de cultura del antiguo Egipto.

La gente consideraba a Mut como una deidad primordial y la vinculaba con las aguas primordiales de la diosa Nu que dio a luz a todo en el mundo. Mut es una de las deidades esenciales de las páginas de la historia egipcia, ya que le atribuye la creación de la vida misma.

Origen de Mut

La gente creía que Mut se origina como una diosa local en el delta del río Nilo. Inicialmente, los textos antiguos identificaron a Mut como la madre del cosmos, lo que le dio las características de la deidad creadora. Más tarde, asumió los atributos de muchas otras diosas y reemplazó a algunas de ellas también.

Además, Mut se convirtió en una diosa nacional cuando el dios Amón, el líder supremo de los dioses y dios del viento, tomó el lugar de un patrón en Tebas. Ocurrió durante el siglo XXI a.C., lo que provocó un sólido aumento de la popularidad de Mut.

Imágenes de Mut

Las imágenes descubiertas por los arqueólogos muestran a Mut como una mujer adornada con alas de buitre. Algunas imágenes la muestran únicamente en forma de buitre con la corona de la realeza. Muy a menudo, las imágenes de Mut la mostraban con la doble corona de Egipto o el tocado de buitre de las reinas del Imperio Nuevo.

Además, las imágenes representan a Mut como una mujer con cabeza de leona o vaca, cobra, etc. Los antiguos egipcios consideraban que el buitre estaba más cerca de dios.

Podría deberse al poder y la capacidad del halcón para volar alto en el cielo o su amplia envergadura. Es posible que los antiguos egipcios se inspiraran en el buitre y destilaran estas cualidades maternas en Mut.

La historia de Mut, Amun y Ra

Mut también asumió el cargo de la esposa original de Amun, Amaunet, que era la diosa invisible. Dado que Amón era el dios de los faraones, la gente veía a Mut como su madre, lo que fortalecía su asociación con las reinas egipcias. Mut se hizo popular entre el faraón Hatshepsut y Befertari Merytmut, la esposa principal del rey Ramsés II.

La autoridad de Amun disminuyó con el paso del tiempo, y la historia lo fusionó con el dios del sol Ra como la deidad Amun-Ra. Además, llevó a la asimilación de Mut en Hathor, la madre de Horus y esposa de Ra. Por lo tanto, Mut heredó el título de «Ojo de Ra» que las leyendas vinculan con Sejmet, Hathor, Tefnut, Bast y Wadjet.

La gente consideraba al «Ojo de Ra» como la hija del dios sol Ra que tomó la forma de un león. El gran animal encarnaba la fiereza y el calor del sol mismo. Pero dado que la gente también adoraba a Mut como la “Madre del Sol en quien él se levanta”, ella se convirtió en la madre e hija de Ra.

Lazos familiares de la diosa Mut

Según las escrituras antiguas, Mut no tuvo padres, ya que las leyendas dicen que ella era la gran madre. Sin embargo, a pesar de ser la diosa madre, no dio a luz a sus hijos. En lugar de eso, adoptó a los dioses de la guerra y la luna, Menthu y Khonsu, respectivamente.

Los antiguos egipcios de Luxor construyeron el templo de Amón, donde adoraban a la tríada tebana. Esta tríada estaba formada por Amun, su consorte Mut y su hijo Khonsu durante las dinastías XVIII y XXV.

Asociaciones de la Diosa

Los textos antiguos vinculan estrechamente a Mut con varias otras diosas prominentes. Incluye a Isis y Nut, lo que la convierte en parte de varias deidades compuestas. Junto con Isis y Nejbet, la diosa Mut formó el dios llamado «Mut-Isis-Nejbet, la Gran Madre y Señora».

Los historiadores descubrieron imágenes que representan a la diosa como una deidad alada con pies leoninos, un pene erecto y tres cabezas. Las tres cabezas eran: bustos de leona con el tocado de doble pluma de Min, un buitre con la corona roja del Bajo Egipto y una mujer adornada con la doble corona de Egipto.

Otra imagen incluye a Mut en un trío con Bast y Sejmet como la deidad Sekhmet-Bast-Ra. Esta figura de adoración también tenía tres cabezas: un león con un tocado de plumas, una mujer con una doble corona y un buitre con un sombrero de doble pluma. El Libro de los Muertos menciona esta forma particular de Mut como el protector de los muertos. Sus otras formas de adoración incluían Mut-Wdjet-Bast, Mut-Sejmet-Bast-Menhet y Mut-Temt.

La adoración de Mut

Todavía se pueden encontrar los templos de Mut en los actuales Egipto y Sudán. Refleja la popularidad y la devoción de la que Mut disfrutó en la antigüedad. El centro de culto de las diosas en Sudán se convirtió en el templo Mut de Jebel Barkal, mientras que, en Egipto, se convirtió en el templo de Karnak.

Según la historia, ese templo albergaba la estatua considerada como la encarnación de su Ka real. El culto diario de Mut incluía la práctica de rituales por parte del rey y sus sacerdotisas. Podemos notar que los relieves del interior del templo representan escenas de las sacerdotisas adorando a Mut. Excepcionalmente, estos relieves son las únicas imágenes que quedan de mujeres que administran el culto desde la época del Antiguo Egipto.

Durante el siglo XVIII, el faraón Hatshepsut ordenó la reconstrucción del templo dedicado a Mut en Karnak. Hatshepsut inició la tradición de la representación de Mut con las coronas del Alto y Bajo Egipto. Algunos historiadores creen que Amenhotep III eliminó la mayoría de los signos de Hatshepsut y se atribuyó el mérito del proyecto que construyó.

Festival de Mut

Durante el Reino Nuevo, la ciudad de Tebas celebró el Festival de Mut con gran pompa y espectáculo. Los ciudadanos colocaron una estatua de Mut en la barca y la navegaron alrededor del lago sagrado, Isheru. Otra ceremonia durante el Año Nuevo celebró a Amón viajando desde el Templo de Luxor hasta Karnak para visitar a Mut.

Conclusión

Los antiguos egipcios adoraban a Mut como «Mut, la gran dama de Isheru, la Señora del Cielo y la Reina de los Dioses». Estos títulos son una excelente representación del poder de que disfrutaba Mut durante la antigüedad. La adoración de Mut duró hasta bien entrada la época romana, después de la cual cayeron sus templos. Pero las historias e imágenes de Mut todavía viven en el Egipto moderno.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.