Diosa Tefnut

Tefnut es una deidad egipcia de la religión del Antiguo Egipto del aire húmedo, la humedad, las gotas de rocío y la lluvia. Ella era una de las diosas más prominentes de la fe antigua y estaba asociada con varias otras deidades importantes. Según los textos antiguos, la diosa Tefnut era hermana y consorte del dios del aire Shu. Además, es la madre de Geb (padre de serpientes) y Nut (diosa del cielo).

La gente moderna tiene fácil acceso al agua, pero no podemos decir lo mismo de los antiguos egipcios. Rodeado de un duro postre en el calor extenuante, el agua jugó un papel vital en mantener la armonía cósmica para asegurar que el río Nilo prospere. Las tradiciones antiguas afirman que la diosa Tefnut jugó un papel esencial al hacerlo.

Las asociaciones de la diosa Tefnut

Tefnut es una de las diosas más antiguas de la antigua religión egipcia. Dado que es la diosa del agua, ha estado presente desde la creación de la Tierra. La mitología egipcia afirma que el creador cósmico de Ra-Atum escupió y dio a luz a Tefnut y a su hermano gemelo, el dios Shu del aire seco.

Tefnut y su hermano Shu se complementan mientras ejercen fuerzas opuestas. Más tarde también se convirtió en la consorte de Shu y dio a luz a Geb y Nut. Entre sus nietos se encontraban dioses poderosos como Osiris, Neftis, Isis y Set. En algunas versiones, también es la abuela de Horus el Viejo y Horus el Joven.

Junto con su hermano, padre, hijos y nietos, Tefnut forma la Enéada de Heliópolis, un grupo de nueve deidades adoradas en Heliópolis. Como es el caso de otros dioses del panteón, la historia del origen de Tefnuts varía según las diferentes regiones.

Sin embargo, el mito de la creación de Tefnut siempre la muestra como producto de la partenogénesis (reproducción asexual). Todos estos cuentos siguen un tema común para la creación de Tefnut. Estos cuentos mencionan que proviene de algún tipo de fluidos corporales.

En el mito heliopolitano, Ra-Atum estornudó y creó Tefnut con Shu. El famoso Texto de la Pirámide 527 dice: “Atum fue creativo en el sentido de que procedió a estornudar mientras estaba en Heliópolis. Y nacieron hermano y hermana, eso es Shu y Tefnut ”.

Otras versiones afirman que la saliva de Atum creó Tefnut. El sonido tef de la palabra Tefnut también constituye la palabra que significa “escupir”. Los Textos del ataúd contienen referencias a los mitos y afirman que Atum estornudó y Tefnut nació de su saliva. Otros textos religiosos afirman que Atum estornudó su saliva para formar a los gemelos.

Iconografía y simbolismo

Los textos y símbolos antiguos presentan a Tefnut como una deidad leonina que adopta la forma de un ser humano con cabeza de leona. Esta representación proviene de la época en que formó parte de la Gran Enéada de Heliópolis. Los símbolos a menudo la representan como una leona o en una forma completamente humana.

Tefnut no es la única diosa representada en forma de leona. Sin embargo, los símbolos la representan como una leona con orejas puntiagudas. Por el contrario, la diosa Sejmet es una leona con orejas redondeadas.

El simbolismo de Tefnut como león indica su poder y papel como protectora. Más tarde, varios mitos la retrataron como la máxima protectora y guardiana de Ra.

Muchos símbolos la representan como una forma total o semi antropomórfica. Estas formas la muestran con una peluca coronada con una serpiente uraeus o un uraeus y un disco solar. Este simbolismo reforzó el papel de Tefnut como protector, ya que el símbolo era el signo divino de protección.

Las dinastías XVIII y XIX retrataron a Tefnut en forma humana con un tocado bajo y plano coronado con plantas que brotaban. Junto con eso, a veces aparece como una serpiente con cabeza de león. Varias piezas de cuello muestran su rostro en forma de dos cabezas con su hermano Shu.

La gente usó esta representación, particularmente durante el período de Amarna. A menudo se podía ver sus manos sosteniendo un bastón como símbolo de poder. También tenía una forma que parecía una cruz con un círculo en la parte superior.

Este símbolo se llama Ankh y fue uno de los símbolos más importantes e influyentes de la mitología egipcia antigua. El Ankh representaba la vida, y no es de extrañar que la diosa del agua tuviera el símbolo de la vida en sus manos.

Además, algunos símbolos representan a la madre de Akhenaton, Tiye, que lleva el mismo tocado y se identifica con Hathor-Tefnut. La arqueóloga Joyce Tyldesley pensó que la icónica corona azul de Nefertiti derivaba del tocado de Tiye. Podría indicar que ella también se identificó con Tefnut.

Religión y culto de Tefnut

Los antiguos egipcios se tomaban muy en serio los rituales relacionados con Tefnut. En particular, Heliópolis y Leontopolis aparecieron como los principales centros de culto de Tefnut. Es de destacar que Heliopolites adoraba a Tefnut como uno de los miembros de la gran Enéada de la ciudad. Además, veneraron a esta diosa en toda la tierra de Egipto.

Los ciudadanos asignados a ella con la purificación de los sacerdotes como parte del rito del templo. La ciudad también tenía un santuario llamado Menet Inferior dedicado a esta diosa.

El templo de Karnak vio a Tefnut como parte de la Enéada y la invocó en oraciones por la salud y el bienestar del rey. Además, la gente en Shu adoraba a Shu como un par de leones en Leontopolis en el Delta del Nilo.

Mitología de Tefnut

Las leyendas afirman que la diosa mostró un aspecto airado. Atrapada por la rabia y los celos por la adoración más elevada que se muestra hacia sus nietos, escapó a Nubia.

Solo regresó cuando el dios Thot le dio el título de «honorable». Los textos de las pirámides anteriores afirman que la diosa produjo agua pura de su vagina.

Otras leyendas afirman que Shu se separó de su hermana, esposa e hijo. Más tarde, Geb desafió a su padre, lo que lo hizo retirarse del mundo. Por lo tanto, Geb tomó a su madre Tefnut como su reina consorte principal, ya que estaba enamorado de ella.

Conclusión

Tenfnut era un famoso dios del antiguo Egipto a quien la gente veneraba por sus capacidades protectoras y portadoras de vida. Sus conexiones posteriores con otros dioses poderosos cimentaron su lugar en las mitologías y cuentos antiguos. Hasta la fecha, es común encontrar su nombre como la creadora del agua que dio vida y trajo abundancia a la tierra de Egipto.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.